¿Qué es PRELA?

PRELA es el Programa de Recuperación de los Servicios Ambientales de los Ecosistemas de la Provincia de Arauco. El programa nace a partir de la preocupación e inquietud de habitantes locales por el Lago Lanalhue.

El objetivo principal del programa es promover la mantención y recuperación de los servicios ecosistémicos que aportan las cuencas de los lagos Lanalhue y LleuLleu, para aumentar la competitividad del territorio.

¿Quién Financia?

  • Gobierno Regional y ejecuta la SEREMI del Medio Ambiente

  • Inversión de $4.600 millones

  • Periodo de ejecución 4 años desde diciembre 2016

¿Cuál es el área de intervención del programa?

Componentes del programa

  • La construcción de gobernanza

    Apunta fundamentalmente a articular los actores locales y usuarios del territorio para generar acuerdos socio-ambientales e instrumentos de planificación territorial que incorporen como base el funcionamiento ecosistémicos de las cuencas.

  • La Restauración Ecológica

    Promueve un enfoque de prevención para aquellos cuerpos lacustres en estado oligotrófico y/o mesotrófico y de restauración para aquellos con problema de eutrofización. Este componente considera acciones como: intervención en redes de drenaje y adecuación de infraestructura sanitaria, recuperación de la vegetación y funcionalidad en la retención de nutrientes de la ribera de lago y en las subcuencas aportantes, etc.

  • La Transferencia de Conocimientos y Capacidades

    Busca estimular el surgimiento de emprendimientos locales que sean compatibles con el enfoque de restauración de los servicios ambientales que promueve el Programa. Considerando acciones como: elaborar productos que releven propiedades de los recursos locales, implementación de un programa de formación y capacitación para la sustentabilidad territorial, diálogos con expertos en materia de restauración ecosistémicos, entre otros.

Gobierno Regional del Bío Bío

Creados mediante la Ley 19.175 Orgánica Constitucional sobre el Gobierno y Administración Regional, publicada en el Diario Oficial en marzo de 1993, los Gobiernos Regionales se instituyen en nuestro país como un servicio público descentralizado con personalidad jurídica y patrimonio propio que la ley inviste de atribuciones para cumplir con las funciones de administración superior de cada región. Su objetivo es dar cumplimiento a tareas vinculadas a la administración del desarrollo económico, social y cultural de la región, sobre la base de principios de equidad y eficacia en la asignación y uso de recursos públicos y en la prestación de servicios.

El Intendente, en su calidad de Ejecutivo del Gobierno Regional, cuenta con un cuerpo asesor, además de la conformación estructural del Gobierno Regional del Biobío a través de la División de Análisis y Control de Gestión (DACG), la División de Administración y Finanzas (DAF) y la División de Planificación y Desarrollo Regional (DIPLADE).

  • Misión

    Liderar el desarrollo equitativo y sustentable de la Región del Biobío, para contribuir al bienestar de sus habitantes, mediante la gestión de la inversión pública regional, la articulación público – privada, la formulación e implementación de políticas e instrumentos de planificación y ordenamiento territorial.

  • Visión

    Ser reconocido en el país como el Gobierno Regional que lidera el proceso de descentralización y el traspaso de competencias a los Gobiernos locales, generando desarrollo con identidad.

  • Política de Calidad

    Demuestra el compromiso de la dirección de la División de Administración y Finanzas de implantar un sistema de gestión de la calidad orientado a la atención del cliente y a la mejora continua.

Características del Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR)

¿Qué es?

El FNDR es «un programa de inversiones públicas, con fines de compensación territorial, destinado al financiamiento de acciones en los distintos ámbitos de infraestructura social y económica de la región, con el objetivo de obtener un desarrollo territorial armónico y equitativo». Al mismo tiempo, debe procurar mantener un desarrollo compatible con la preservación y mejoramiento del medio ambiente, lo que obliga a los proyectos financiados a través del FNDR atenerse a la normativa ambiental. Su distribución opera considerando dos conjuntos de variables: las de orden socioeconómico y las territoriales. Se asigna el 90% de los recursos a comienzos del año presupuestario, y el 10% restante se destina en igual proporción, a cubrir situaciones de emergencia y estímulos a la eficiencia, en cada ejercicio presupuestario. Las fuentes de recurso de este instrumento son, por una parte, recursos fiscales o propios, dando origen al FNDR – Tradicional y, por otra, el préstamo 1281/OC-CH (1) del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) o FNDR – BID.

¿Qué tipo de proyectos financia?

El FNDR – tradicional financia todo tipo de proyectos de infraestructura social y económica, estudios y/o programas, de cualquier sector de inversión pública, siempre y cuando no se infrinjan las restricciones establecidas en la Ley de Presupuestos del Sector Público de cada año y se enmarque dentro de la normativa del Sistema Nacional de Inversiones (S.N.I.).

Para el caso particular de los proyectos con financiamiento BID, se requiere que éstos pertenezcan a alguno de los sectores aprobados por dicha entidad, los cuales se encuentran contenidos en el Reglamento Operativo del Contrato de Préstamo.

¿Dónde y cómo se accede?

Una vez confeccionado un proyecto que postule al FNDR, éste debe ser incorporado al Sistema Nacional de Inversiones y ajustarse a los plazos y requisitos establecidos.
Requisitos para el financiamiento de un proyecto

Los proyectos deben:

  • Contar con la recomendación técnico – económica favorable del organismo de planificación pertinente (MIDEPLAN o SERPLAC) dependiendo del monto y el tipo de proyecto.

  • Ser priorizados por el Consejo Regional.